Identifica tu tipo de piel

Existen cinco tipos de pieles: normal, grasa, mixta, seca y sensible. Seguramente ya has identificado en cual encaja la tuya, aunque tengamos en claro que la piel puede cambiar por varios factores, como la edad, clima y nuestra salud, sin embargo el tipo de piel tiene un origen genético y permanece a lo largo de la vida. 

 Es importante conocer que es normal en nuestro tipo de piel y cuando se trata de una anomalía dermatológica; por ejemplo, la piel grasa es más propensa a sufrir de brotes de granitos, sin embargo una piel grasa saludable no presentara brotes todo el tiempo y de manera excesiva.  

 ¡Lucir una piel saludable es posible! Toma nota para que comiences tu rutina correcta.  

 Piel normal.

Si tienes poros casi invisibles y tu piel no suele enrojecerse o irritarse ante algunos productos, se alude a una piel normal, por ser muy equilibrada, no ser demasiado seca, ni grasa y casi nunca padece de brotes de espinillas. (La piel que muchos querríamos tener) 

 Por ser una piel suave y resistente, elegir productos de skin care es fácil, ya que tu piel suele aceptarlos bien. 

 Piel grasa. 

Este tipo de piel suele tener poros visibles, sensación de grasa durante el día y propensa a tener imperfecciones. La piel grasa hace que sus glándulas sebáceas produzcan esa grasa extra que las hace brillar, al sumar eso, con la contaminación y células muertas es lo que fomenta a la formación de granos y espinillas.  

Si este es tu tipo de piel, no lo creas el peor, la ventaja de esta piel es que tarda en mostrar los signos de edad como las arrugas ¡una buena notica! 

Debes evitar una limpieza excesiva por querer eliminar toda la grasa, lo ideal es tener una rutina skin care de día y noche y eliminar esa grasa extra con papelitos absorbentes durante el día. 

Piel seca.  

La piel seca retiene menos humedad, sus poros son muy pequeños y no suelen tener imperfecciones, las glándulas sebáceas producen menos grasa, lo cual hace tener una sensación de piel tensa, áspera o incluso escamosa, y suelen marcarse las líneas de expresión. Para lucir una piel joven y jugosa es vital usar aceites con vitaminas ya que son esenciales para la rutina de pieles secas. 

 Piel mixta. 

Es el tipo de piel que solo genera grasa en la zona "t" y poros presenta poros abiertos, las otras secciones del rostro pueden ser secas o normales. Estas pieles suelen tener imperfecciones en nariz y frente; Hay que tener un cuidado especial para eliminar el brillo del rostro a lo largo del día, ademas de tener productos especiales para pieles mixtas.  

 Piel sensible. 

Estas pieles suelen enrojecerse con facilidad o tener pequeños bultos de hinchazón, por su reacciona negativa a productos de la piel. La piel sensible tiende a ser delgada, de poros pequeños y ser seca. Evita productos con alcohol, y comienza a usar los libres de fragancias. 

 Ahora que ya identificaste tu tipo del piel, tenlo en cuenta a la hora de elegir tus productos skin care, aquí te dejo un blog especial de 10 pasos para una rutina tienes que leerlo. 

 ¡Gracias por leer! Nos vemos en otro blog.  

-

Diana Js

 


1 comentario


  • Marco Antonio

    Ocupo de su apoyo para un tratamiento del día al día piel mixta


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.